REVIEWS
Por: Autor
Publicado el día 05 de Agosto del 2020
REVIEW: OCUN CRACK GLOVES

POR DANIEL SOLORIO

Hace un rato que tenía la mira en los OCUN Crack Gloves, a unos meses de mi incursión en la escalada tradicional y varios rollos de cinta después. La cosa con estos guantes es que no son nada fáciles de conseguir, puesto que la marca es de la República Checa; en USA casi no los venden, por lo menos en ninguna tienda de las principales o con suficientes sucursales. Hasta donde sé, con un poco de suerte los puedes encontrar en Squamish, pero si no tienes planeada una visita, la logística para traerlos terminaría doblando los precios.
Y cual va siendo mi sorpresa cuando me encuentro con una muestra de estos bellos guantes en la tienda de
#laComunidadOutdoor y la buena noticia de que vienen en camino.


Y con la expedición #177 en puerta de CEMAC GDL con destino en el Mt. Whitney, CA. para subir por la ruta East Buttress y el Mt. Russell por la vía del Fish Hook Arete, tuve la oportunidad de poner a prueba finalmente los OCUN Crack Gloves.

Después de unos 20 largos de 50m, los guantes apenas muestran señales de desgaste, de no ser por el manejo de cuerdas no parecería que estuvieron en contacto con tantos metros del granito más fino y abrasivo de la Sierra Nevada.

El único detalle que encontré es que si los usas demasiado apretados (que de momento no lo notas), después de varias horas puede cansar la muñeca, aunque cabe mencionar que lo mismo ocurriría con cinta.

Sin duda fue una pieza de equipo muy práctica que me ahorró mucho tiempo, sobre todo tomando en cuenta que los días en este tipo de expediciones comienzan a las 4 am y terminan a las 9 o 10 de la noche.

Tengo poco más de 20 años escalando y no fue hasta el año pasado que me incursioné en el mundo del trad, sentí la misma emoción y nerviosismo que cuando comencé a ir al Diente a los 15 años, así como el peso abrumador de mucho conocimiento por adquirir para sentirme seguro practicándolo.

El trad o estilo de escalada tradicional para los que no están familiarizados, es la escalada en paredes que tienen fisuras o grietas y pueden o no tener agarres en la cara de la pared (como en deportiva). La manera de progresar (dado que no hay agarres) es empotrar los dedos, manos, brazos, pies, rodillas, piernas o lo que se pueda dependiendo del ancho de la grieta, esto lo hace muy interesante por que no es tan natural como la escalada normal en donde te aferras con las manos a un agarre. Lo que hace al estilo verdaderamente emocionante es que las rutas no tienen bolts; se protege la grieta de manera “tradicional” con protecciones pasivas como stoppers y activas como cams.

Bueno, regresando a la médula del asunto, uno de los ritos de acceso es aprender a proteger las manos, al empotrar la mano en la grieta, el dorso de la mano tiene un roce constante con la roca. El problema es que la piel del dorso no está evolucionada (tal vez en unos millones de años de escalada) para resistir la abrasión o desarrollar callos tan rápido como la palma de la mano, por lo que una sola sesión de trad te puede dejar las manos como si las hubieses pasado por una rebanadora de carne. La solución por años y una verdadera costumbre del  “trad” ha sido formar tu propio guante con cinta atlética en ambas manos, dedos o cualquier parte del cuerpo que esté en contacto con la roca. Y parece fácil pero se complica: si no usas la cinta correcta, no funciona,
si el adhesivo no es bueno, no funciona,
si cuentas con mucho bello en el dorso de tu mano, no funciona, si te suda mucho la mano, no funciona,
y si no lo haces bien y con paciencia… así es, ¡No funciona!


Por éstas y otras razones, muchos compañeros de esta aventura optan por no hacerlo y pagar las consecuencias, aunque lo de menos es la recuperación de la piel; si no eres muy amigo del dolor puede prolongar tu curva de aprendizaje o de plano, puede hacer que abandones la práctica. 
Sin mas preambulos, una alternativa a la cinta atlética, por lo menos para grietas de manos y puños, son los guantes para grieta. Menos compañías que las que cuentas con los dedos de la mano han incursionado en este producto; afortunadamente para nosotros, los únicos disponibles a la venta en México son también los de mayor aceptación: los OCUN Crack Gloves.
Básicamente, son una plantilla de piel que cubre el dorso de la mano con orificios para los dedos, con un pequeño acolchado en donde los nudillos se reposan; recubiertos con una capa de 1mm de goma, similar a la de los pies de gato, que es el que hace contacto con la piedra. Una cinta de velcro que abraza a la muñeca los convierten en un guante muy cómodo. Una solución muy ingeniosa de la marca es que ésta cinta se oculta bajo el caucho que cuenta con un pequeño excedente y protege la cinta del contacto con la piedra para su durabilidad y así evitar que se abra accidentalmente.

Pros vs la cinta

Se pone en segundos vs Varios minutos
Sustituye por mucho a la cantidad de rollos de cinta que comprarías por el mismo dinero. 
No te depila.
No te deja residuos de pegamento.
Reduce un poco el dolor al empotrar.
La talla recomendada es ajustada y se siente seguro al empotrar. 


Contras
Los religiosos del trad considera el dolor y el uso de la cinta como un “rite of passage” (rito de iniciación).
Al proteger del dolor, reduce también un poco la sensibilidad y puede dificultar un poco encontrar el empotre correcto.
En grietas delgadas para la mano entre off fingers y thin hands, puede dificultar el empotre. Solo sirve para palmas y puños.

Para finalizar, algunas recomendaciones:

Consulta la guía de tallas para que elijas la correcta.
Los guantes son ajustados, por lo que si estas al limite de la talla hacía abajo, no brinques a una menor o los puedes sentir demasiado ajustados.
Aprende a ponerte cinta en los dedos para saber qué buscar en los guantes, para que pases el rito de iniciación y por que aún no hay alternativa para los dedos.
INFORMACIÓN TÉCNICA
INFORMACIÓN TÉCNICA
¿Tienes algo que decir? ¡Coméntalo