DE CAMPAMENTO
Cuidados del Saco de Dormir
Por: Autor
Publicado el día 05 de Junio del 2018
Para que la efectividad del equipo que utilizamos en actividades al aire libre se denote y se mantenga por mucho tiempo, requiere de cuidados específicos. Tal es el caso de los sacos de dormir. Recientemente se nos ha preguntado por los cuidados que los sacos demandan para su uso cotidiano y para prolongar su vida útil, manteniendo sus beneficios, por ello te presentamos las siguientes recomendaciones para el mantenimiento de esta pieza tan fundamental en nuestras aventuras outdoor.

1.- Procura entrar en tu saco de dormir limpio o al menos con ropa limpia. Las grasas que normalmente nuestra piel segrega y el sudor, son la principal fuente de suciedad de los sacos, y normalmente la producción de estos aumenta con la actividad física, por lo que después de un largo sendero, o de haber alcanzado la cumbre  de una montaña, nuestros cuerpos están sucios y por lo tanto, sí no nos aseamos antes de meternos en el saco, impregnamos esta suciedad a sus fibras, reduciendo su capacidad de aislamiento, y sí a esto le agregamos la suciedad que nuestras ropas adquirieron del ambiente, el problema se asevera. 

Resultado de imagen para camp shower coghlans

2.- Protege y transporta el saco en una bolsa de algodón. Al hacer esto protegemos al saco del ambiente. Procura no utilizar bolsas plásticas, ya que estas junto con la humedad, generan el ambiente perfecto para la proliferación de hongos.

Imagen relacionada

3.- Revisa y sigue al pie de la letra las instrucciones de lavado. Algunos sleeping bags pueden lavarse en lavadora, con jabón neutro, agua tibia y enjuagado con agua fría, también es probable que algunos pueden ser centrifugados para acelerar el proceso de secado, sin embargo con los sleeping bags más técnicos no se recomienda el lavado en máquina, porque este puede resultar muy abrasivo y dañar las fibras con las cuáles un saco de dormir está construido. En estos casos se recomienda llenar la bañera con agua tibia y lavarlo a mano con un jabón neutro, para después proceder con el enjuagado con agua fría y las veces que sea necesario hasta que el sleeping bag pierda todo el jabón. Los suavizantes reducen la estática producida por el proceso de lavado, no obstante, algunos sacos de dormir contraindican su utilización. Por ello, leer las instrucciones antes de hacerlo, es indispensable.

Resultado de imagen para instrucciones de lavado

4.- El secado es muy importante. Así como el lavado, el secado también debe de hacerse conforme las instrucciones que el saco dicte, por lo general, se recomienda hacerlo al aire libre y en sombra, para dañar lo menos posible las fibras. Ahora bien, sí el secado resulta urgente, podemos utilizar ventiladores, o incluso secadoras de pelo, siempre y cuando el aire sea frío y con velocidades bajas, las secadoras de ropa no son recomendables por las temperaturas elevadas que manejan. Cabe señalar que la eficacia de un saco de dormir disminuye drásticamente si está mojado, por lo que te recomendamos extremar precauciones y evitar a toda costa que se te moje en medio de tus actividades outdoor.


Siempre que adquirimos equipo nuevo, es imprescindible que conozcamos su correcto uso, el mantenimiento adecuado  y sus limitaciones. Leer los manuales, las etiquetas y las instrucciones es un excelente hábito para que el equipo cumpla con su función y le alarguemos en la medida de lo posible su vida útil.


Referencias:

https://www.eurekacamping.com/blog/article/sleeping-bag-care-tips
INFORMACIÓN TÉCNICA
INFORMACIÓN TÉCNICA
¿Tienes algo que decir? ¡Coméntalo