DE VIAJE
ISLAS FAROE Lejanas e inolvidables
Por: Pao Montero
Publicado el día 06 de Diciembre del 2017
Todo empezó con un zoom en google maps, ¿Y si nos desviamos a Faroe? No tardamos ni 5 minutos en buscar cómo llegar a tan remoto lugar, aprovechando que íbamos hacer un viaje por algunos países Nórdicos decidimos que talvez podríamos desviarnos unos días a estas increíbles islas y así fue. Hicimos una investigación del lugar e ignorábamos totalmente que es un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca esto ¿qué quiere decir?, No pertenecen a la Unión Europea, tienen su propia moneda, idioma y Parlamento. Feroe está conformado por 18 pequeñas Islas y 49 mil habitantes o sea, nada.


Volamos de Copenhague a la Isla de Vagar en Feroe, cuando aterrizamos no lo podía creer lo único que se podía ver era agua y colores verdes, no hay árboles en las Islas pero hay cascadas y arroyos cada 10 metros, no es broma. No hubo un momento en el que no me sintiera en un cuento de hadas o en un capítulo de Vikingos.
En cuanto llegamos rentamos un coche y nos dirigimos a la casa para dejar todas las cosas e irnos a nuestra primera parada LAKE ABOVE THE OCEAN, ilusos nosotros rentamos un GPS pero la verdad es que no lo necesitas porque solo hay una carretera y los habitantes siempre están dispuestos a ayudarte, no tuvimos WiFi durante nuestra estadía en Feroe así que eso lo hizo más interesante.


Una vez que dejamos las maletas nos fuimos hacía nuestro siguiente destino, no fue tan fácil porque no hay letreros ni caminos para indicarte donde está el trekking, lo único que teníamos era una foto de National Geographic y noción de que ese lago estaba en la Isla de Vagar así que no debíamos de estar muy lejos. Decidimos preguntar en una tienda la ubicación y de pronto teníamos a 4 personas discutiendo las direcciones en Feroés y uno traduciendo en inglés para que pudiéramos llegar sin problema y así fue. Es una caminata de 3 horas con lluvia, mucha lluvia ya que llueve el 80% del año. La caminata es sencilla y hermosa, durante la caminata nos topamos con varios amigos aves y borregos, muchos borregos.


Nuestra primera parada LAKE ABOVE THE OCEAN fue majestuosa, no tenía expectativas porque no conocía a nadie que hubiese ido y en internet no encuentras mucha información así que eso le dio un toque de misterio, seguimos el camino y esperábamos al final de este encontrar lo que buscábamos y así fue, mejor les explico con fotos.


Nos quedamos un rato admirando ese lugar solo nosotros y luego nos topamos con un Doctor y Fotógrafo de la India súper buena onda. Me sentía nada en este lugar, tan diminuta e insignificante a lado de estas maravillas. Y es que así es, somos tan pequeños en este mundo y nos creemos a veces los grandes conquistadores.


De regreso decidimos caminar en un pueblito de 20 casas, casi todos los pueblitos de Feroe son así de pequeños algunas casas, una iglesia y se acabó, siempre me pregunté ¿Cómo sobrevive esta gente?


En las Islas Faroe todo cierra a las 5pm así que más te vale hacer el super temprano, porque si no, acabarás comiendo pasto, es muy difícil encontrar un lugar donde comer así que hay que ser precavidos.
Una de mis historias favoritas fue en el pueblo de Gasaladur en la Isla de Vagar, este pueblo fue el último en ser conectado con el resto de las Islas en el año 2004 a través de un túnel, antes de esto los habitantes tenían que cruzar la montaña a pie para poder tener contacto con las demás Islas. Gasaladur es famoso por una cascada increíble que desemboca en el mar. Después de visitar la cascada decidimos ir al pueblo que son aprox. 15 casas y nos encontramos con una casita abierta y un niño de 15 años que nos invitó a pasar, nos ofreció café y aceptamos. En su casa tenían suéteres y calcetines en venta (hermosos), mientras tomábamos el café bajo un señor cuyo nombre olvidé porque es demasiado complicado, y nos contó su historia; Él nació en Islandia pero se casó con una Faroense, tuvieron 8 hijos y el niño que nos recibió era uno de ellos, nos platicó que la vida en ese hermoso lugar era MUY difícil y que si no fuera por las corrientes del Golfo de México sería un lugar inhabitable, el abuelo de su esposa solía ser el cartero de Gasaladur y dos veces a la semana cruzaba las montañas para ir por el correo. Todos aquellos intrépidos viajeros que querían conocer la cascada tenían que seguir al cartero para poder encontrar el camino ya que el túnel aún no existía, una vez que llegaban al pueblo el cartero les ofrecía café y les calentaba los calcetines en su estufa. Y así fue como comprendimos que el café que nos ofrecieron fue fruto de la tradición del cartero, tradición que piensan continuar de generación en generación.


El último día decidimos ir al famoso faro que se encuentra en la Isla de Kalsoy, ¿Cómo ibamos a llegar? No lo sabíamos, lo único que sabíamos era que teníamos que tomar un ferry en algún punto, la información que teníamos de internet en resumen no decía nada, así que partimos a las 6am con mapa en mano y listos para preguntar. Logramos llegar al pueblo donde se tomaba el ferry y vaya que tuvimos suerte, porque faltaban justo 30 min para partir. Cuando llego el ferry (no parecía ferry) era como un bote pesquero cabían como 4 coches, nos botaron en la Isla y nos dijeron;
-HASTA LAS 3:30 REGRESAMOS y tienen que estar aquí porque si no, ya nadie podrá venir por ustedes.
Son esos momentos donde piensas; OK si estoy en un lugar remoto.
Estacionamos el coche donde creíamos empezaba la caminata, porque como les decía no hay letreros solo pequeños caminos que se alcanzan asomar pero si te distraes lo puedes perder fácilmente. La parte divertida de la caminata es que es imposible no resbalarte y darte un buen sentón, llueve casi todo el día y es muy importante llevar ropa wáterproof o Gore-tex si no quieres estar incómodo.


La mezcla de majestuosidad y melancolía es superior a lo que hayas podido experimentar en cualquier otra parte, yo no había sentido tanta nostalgia no paraba de suspirar. Con una atmósfera así, uno entiende que crean en los álvar, los elfos locales, y que haya surgido una artista como Eivor Palsdottir, la Björk de las Feroe, unas islas, por cierto, de formidable tradición musical en la que se editan 40 discos al año.



Durante el viaje me preguntaba que más podían pedir estas personas con tanta maravilla y cuan afortunados eran de poder ver esto a diario, me imaginaba sus rutinas perfectas y sus vidas tranquilas. Pero nada es tan perfecto como parece, y así como todo tiene un lado positivo también tiene un lado obscuro, estas personas son afortunadas de tener estos paisajes pero desafortunadas en muchas otras cosas, como el clima. Y como todo en la vida, aquellas cosas malas nos ayudan a valorar todo lo bueno que tenemos. Y déjenme decirles que a pesar de que he tenido la fortuna de ver estos increíbles lugares a México no lo cambio por nada, como les decía nada es perfecto, yo tan siquiera puedo comerme un sabroso aguacate de la tienda de la esquina, salir sin preocuparme por la lluvia, tener un árbol de limones, playas calientitas y gente muy alegre.

INFORMACIÓN TÉCNICA
INFORMACIÓN TÉCNICA
¿Tienes algo que decir? ¡Coméntalo